english

sábado, 20 de agosto de 2016

Highlights #2JHUCI

 
Hola a tod@s, mis queridos amigos.
 
Por fin llega el video resumen con los mejores momentos de las #2JHUCI.


 
 
Una preciosa historia de vida y de amor contada por muchos protagonistas, con la que ponemos punto y seguido durante los próximos días en este espacio porque la H nos lleva al otro lado del Atlántico.
 
Todo mi agradecimiento a Jordi Alcalá de Kitte Runners Films, por haber sabido contarla tan bien.
 
De corazón, no os la perdáis.
 
Seguimos.
Gabi
 
 


 

viernes, 19 de agosto de 2016

Viendo lo Invisible: la Fundación HU-CI de Colombia

 
Hoy, en el turno de la mañana una estudiante de enfermería, me preguntaba: 

- "¿Que es la Humanización de los Cuidados Intensivos?".
 
Pensé un segundo y le he contestado: "Mira, ¡¡¡cómo es posible que nosotros (que somos seres humanos), que además cuidamos seres humanos (no somos descendientes de ningún Zeus ni nada de eso), tengamos ahora que parar, a pensar que debemos Humanizar lo que hacemos todos los días!!!! ¿Por que ha pasado esto?. 
 
Le decía a la estudiante de enfermería: "¿En dónde nos perdimos? ¿En donde nos salimos del norte?. Pues mira, que el norte lo perdimos desde el inicio: Las facultades de salud, por siglos nos han enseñado a saber de órganos alterados, no de seres humanos que han enfermado de alguna patología: osea, nos obligaron a solo ver órganos.
 
Y las leyes de seguridad social en salud, han legislado sobre patologías, también olvidando al ser humano que porta dichos órganos. Y sumado a este panorama tan gris, nosotros los cuidadores, nos hemos creído el cuento que somos descendientes de los Dioses: mentiras, somos iguales que a todos los seres humanos. 
 
Pues bien: llegó el momento de unir todos los esfuerzos en uno solo: TENEMOS QUE VER LO INVISIBLE. A lo que siempre ha estado allí: al ser Humano: aquel que siente, piensa, teme, además con 5 sentidos, tiene además familia y tiene un rol social definido".

Por tal motivo, pensando un día que ni las EPS (seguridad social en salud en Col), ni las IPS (clínicas u hospitales públicos y privados en Col), ni el Ministerio, ni los laboratorios farmacéuticos nos van a sacar adelante el Proyecto HU-CI de España, en Colombia decidimos hacer una Fundación para Humanizar las UCI. La primera sucursal del Proyecto.




Pero que tuviera todo el poder jurídico y contable, que le diera la fuerza de perdurar en el tiempo (Dr. Carlos Colmenares U, Ilustre abogado), que tuviera una representación nacional: la AMCI (Asociación Medicina Critica y de Cuidados Intensivos, Dr. Agamenón Quintero), para darle la seriedad académica y científica, que tuviera cuatro motores que lucharan en tormenta y viento en contra: la Sra. Sandra Caicedo y Patricia Castaño (damas de la sociedad Cucuteña), la estudiante de Psicología de último semestre Catalina Ospina y la Trabajadora Social, Dora Rozo.

Para que, a través de las propuestas emanadas del Plan de Humanización entregado en Madrid y sus 8 estrategias, pudiéramos ver lo invisible en nuestro pacientes, en las familias, en las Instituciones y en nosotros los cuidadores del sistema de la salud en nuestra Colombia. 

Esta Fundación y sus estatutos, velaran por las políticas de educación, investigación, intercambio académico, docencia y servicio a todos los pilares que antes eran invisibles: hoy ya los vemos.

Gracias Gabi. Gracias España.

Nota: todo ha sido gratis. Las personas que nos han escuchado esta historia nos han dicho: "¡Lo hago porque he creído en esto!: En seres más humanos." ¡Los hay!.

Jefe de UCI de la Clínica Norte.
Cúcuta, Norte de Santander, Colombia

jueves, 18 de agosto de 2016

El paso de UCI a HU-CI, por Mónica Ferrero


El año pasado quise conocer vuestra opinión, necesidades y sugerencias respecto a la infraestructura y espacios en las UCI. Después de preguntar a los profesionales Vicente Gómez Tello y Laura Díaz, al expaciente José Luis Díaz y a el familiar Manuel López me sorprendí mucho al comprobar que siendo personas con diferentes perspectivas, sus opiniones coincidían: intimidad para el paciente, luz natural, espacios familiares y cercanos “sentirse cómo en casa”, salas de espera cómodas y elementos de distracción para evitar el sentimiento de que “el tiempo no pasa”.

Todos demandaban espacios humanos y amables, espacios por mejorar para pacientes, familia y personal sanitario.

En los últimos post hemos preguntado a los profesionales: ¿crees que ha habido una evolución, notas un cambio? ¿Se están humanizando los espacios en las unidades?.

La respuesta es SI, se ha iniciado el proceso del cambio.

Al igual que cada uno de nosotros somos un mundo, las UCI también lo son, porque tienen necesidades y prioridades diferentes. Me ha encantado ver cómo Laura y Vicente nos han contado todas las acciones que han emprendido para humanizar sus HU-CI.
 
Son conscientes de que se necesita inversión para poder mejorar o adaptar la infraestructura existente, pero hay mejoras que se pueden realizar y de hecho ya se están llevando a cabo como: instalación de cortinas para la intimidad, la personalización del espacio de cada paciente con: fotos, dibujos, libros, música, etc.., cuidar el confort acústico para reducir el ruido, están probando dispositivos de comunicación visual electrónica…

Hay unidades que llevan tiempo realizando algunas de estas acciones de forma habitual para el proceso de cuidado y cada vez se suman más. Un ejemplo son los #paseosquecuran que están siendo “algo novedoso” y se podrían normalizar adaptando la infraestructura para hacerlos de forma más cómoda para todos.

Cuándo estuve en Barcelona, muchos de vosotros me contasteis qué estabais haciendo en vuestras HU-CI o que os estabais planteando hacer. Me encantaría que lo compartáis en los comentarios del post.

Os animo a que humanicéis vuestras unidades. Si os sentís perdidos y no sabéis por dónde empezar podéis descargaros el Plan de Humanización de la Comunidad de Madrid e ir viendo cuales de los objetivos y actividades podéis aplicar para mejorar vuestras unidades. Sin duda el plan es un gran punto de partida para las unidades que quieran convertir su UCI en HU-CI.

Porque como nos decía Vicente: “Esta sección establece como objetivo crear espacios humanos que fomenten el bienestar físico y psíquico de los pacientes, familiares y profesionales”.




Y a los que estáis al 150% como decía Laura os animo a que sigáis porque es adictivo, ya sabéis: “Cuando haces pop, ya no hay STOP”.
 
¡Saludos!

miércoles, 17 de agosto de 2016

Un año después: Mónica Ferrero entrevista a Vicente Gómez

 
Si ayer conocimos la experiencia de Laura Díaz sobre la evolución y la humanización en los espacios sanitarios en su unidad, hoy vamos a conocer la experiencia de Vicente Gómez Tello.

Vicente es médico especialista en Medicina Intensiva en el Hospital Universitario Moncloa, moderador del
módulo 2: Tecnología, estructura y humanización ¿compatibles? en las II Jornadas de Humanización de los Cuidados Intensivos y además ha sido secretario y miembro del grupo de trabajo “Humanización en Unidades de Cuidados Intensivos” del Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid.



- Vicente, ha pasado un año desde
nuestra entrevista. ¿Has notado algún cambio en tu unidad?

"El Plan de Humanización de las UCI de la Comunidad de Madrid ha supuesto un hito en la mejora del aspecto humano, no técnico, del cuidado sanitario. Este documento se ha centrado en la proposición, definición e implementación de medidas para ese fin.

Su capítulo sobre infraestructura sanitaria ha sido redactado mediante la estrecha colaboración de profesionales de diferentes campos. Esta sección establece como objetivo crear espacios humanos que fomenten el bienestar físico y psíquico de los pacientes, familiares y profesionales. A través de diez objetivos específicos y 40 actividades, con, en ocasiones más de un indicador por actividad, se pretende conseguir un cambio en las estructuras para hacerlas más eficientes, cómodas y saludables para todos los agentes implicados en el cuidado.

Podríamos decir que, aunque ambicioso en algunos de sus fines, y con la desventaja de un coste económico no siempre bajo, las propuestas sobre infraestructuras tratan de conciliar la factibilidad con el impacto inmediato. Medidas sobre control del ruido, comunicación del paciente, y confort en la sala de estar de familiares, pueden ser ejemplos de cómo cambiar hábitos y barreras molestos. Estas actividades fueron expuestas visualmente en una ponencia durante las II Jornadas de Humanización en Cuidados Intensivos, celebradas en Barcelona.  

Todavía estamos en una fase precoz de difusión y explicación del documento a todos los profesionales sanitarios de las UCI. Pero va calando la sensación de que no es ciencia ficción el realizar modificaciones sencillas, sin esperar a realizar costosas obras, que hagan de nuestros entornos (boxes, espacios profesionales y áreas de familiares) lugares más agradables donde cuidar y trabajar.

El colaborar en este documento me ha hecho reflexionar con mis compañeros de Unidad sobre aspectos estructurales. Los cambios aún no son espectaculares, pero hemos hecho avances. Concretamente en mi UCI, somos más conscientes del problema que genera el ruido nocturno y existe una progresiva sensibilización sobre su control.

También nos hemos preocupado de obtener una mayor personalización del box para que el paciente pueda reconocer estímulos familiares (fotos, cuadros). Finalmente, estamos probando
dispositivos de comunicación visual electrónica con enfermos intubados y/o paralizados que nos permitan averiguar que desea un paciente con limitaciones de expresión.

Sí es relevante que, durante el último año la humanización, también en las infraestructuras sanitarias, se ha convertido en un tema de tendencia entre pacientes, familiares, profesionales y gerentes. 

El Plan de Humanización, ha permitido crear un ambiente de opinión y debate favorable entre estos colectivos. De ese foro surge, y surgirá cada vez más, la necesidad de implementar cambios en nuestro modo y entorno de cuidados. De no considerar de manera apriorística la inevitabilidad de un statu quo pavimentado de conceptos obsoletos santificados por una rutina acrítica.

Brota con fuerza un clima de opinión basado en la empatía y la emoción, pero sustentado en instrumentos y metodología contrastable, que harán posible el “pequeño milagro” de conciliar competencia técnica con calidez humana".

Quiero agradecer a Vicente Gómez-Tello su colaboración. ¡Mil gracias! por responder de nuevo mi pregunta y no te pierdas mañana el post final.

¡Saludos!

Mónica Ferrero
Interiorista en
Lab In Action